Web vs. App

¿Web responsive o aplicación móvil?

Es un gran dilema que tanto las empresas como los usuarios, se plantean a menudo.

Tenemos que plantearnos que el uso de los smartphones para conectarse a internet, va en crecimiento. El 66% de la población utiliza el móvil para informarse on line, con lo que las app´s y las web responsive se consideran fundamentales para el comercio.

Hay que diferenciar entre web responsive, donde la web se adapta a automáticamente al dispositivo, y la web adaptive, donde ya están establecidos unos parámetros para los distintos dispositivos.

Una diferencia importante entre la web responsive y la aplicación móvil es que, la primera opción necesita tener conexión a internet. Con lo que si estamos en una zona de poca o nula cobertura, no podremos acceder a la información. En cambio, con la app, siempre tendrá acceso a toda la información desde su móvil.

Otra ventaja de las aplicaciones móviles, es la interactuación con el cliente directo mediante los mensajes push. Con una web responsive, no es posible.

Generalmente la información en una aplicación móvil, es más funcional y rápida que a través de una web responsive.

Y por último y punto a destacar, es la seguridad. A través de la web estamos expuestos a rastreadores o a la interacción con otras webs (pop-up) por ejemplo. En cambio, con la aplicación móvil podemos manejar la conexión a la información sin terceros.